2018-10-08

Una boda clásica, para novios sofisticados

El blanco fue el protagonista principal de la boda. Desde la novia, que lucía un ramo de rosas de jardín totalmente abiertas y que desprendían un magnifico olor,  hasta las mesas donde las guirnaldas infinitas de flores blancas cubrían de inicio a fin todas y cada una de ellas. Desprendían sofisticación y elegancia y con el marco incomparable del mar mediterráneo crearon un ambiente inigualable.