2018-08-23

Internacional

Una boda inspirada en toques rústicos y mediterráneos, con base de colores verdes y blancos. Ella, con el exotismo de los aires orientales, se quiso acompañar de un ramo exquisito de Peonías blancas que acentuaba su elegancia. Y qué decir de las pequeñas damas? Con sus mini bouquettes, hacían de la ceremonia un momento irrepetible.

 Las mesas, decoradas con una frondosa guirnalda en verde y blanco, rodeaba toda la disposición en forma de “U”, de principio a fin, dando un toque espectacular a una pareja entrañable y a sus invitados. Sin duda, una boda de ensueño.